Capilla de la Memoria

 

 

La Capilla de la Memoria nace en el año
2009, en la comuna 3 del Barrio Lleras, en laIMG_4798
parte sur de la isla Cascajal de Buenaventura.

Hace más de 20 años existe la Parroquia
San Pedro Apóstol, lugar no sólo de refugio

espiritual, sino de apoyo solidario a la situación
de las comunidades afectadas por la
violencia. En la actualidad, La Capilla de la
Memoria la conforman 39 personas, en su
mayoría mujeres afrocolombianas, víctimas
de la violencia de conflicto armado, desarrollado
entre los años 1999 y 2013 en la
ciudad de Buenaventura.

La Capilla de la Memoria se gesta en un ambiente eclesial, pues no se podría pensar en la
memoria del pueblo bonaverense, sin tener de cerca el papel de la Iglesia en clave liberadora
y no jerárquica; fortaleciendo su postura de denuncia frente a las condiciones de
exclusión, de discriminación racial y pobreza a las que han estado históricamente sometidas
las comunidades negras del pacifico. En esta vía, es fundamental traer a la memoria a
Gerardo Valencia Cano, el hermano mayor como lo llaman los pobladores; un obispo
recordado, no solamente por el pueblo afro, sino por la población nacional, por su sensibilidad
frente a la violación de los derechos humanos y la expropiación territorial, situación
que lo llevó a oponerse al modelo de desarrollo y al progreso deshumanizante que se
empezaba a posicionar en esta ciudad del pacífico. Su postura de apoyo y acompañamiento
se focalizó en los débiles, los sin tierra, las mujeres víctimas, los que no tienen nada y
que sólo tienen a Dios.