DÍA DE LA MEMORIA

El 17 de julio se conmemoro el séptimo aniversario de la Capilla de la memoria, como una manera de acercarnos a las victimas del conflicto armado y realizar un acompañamiento de las personas  que han sufrido el flagelo de la violencia y ayudarles a recordar con otros sentimientos estos acontecimientos.

En la Capilla de la memoria se brindan herramientas para reconstruir la memoria histórica de las victimas y que les permita explorar, entender y empoderarse de las voces silenciadas, subordinadas y suprimidas en el ámbito de la memoria, recogiendo sus memorias como victimas pero también como actores sociales y políticos con capacidad transformativa.

En esta oportunidad se realizo en horas de la mañana un taller Psicosocial de arte terapia a cargo de la Galería de la Memoria Tiberio Fernández el cual consistió en la manipulación, utilización y transformación de diversos medios artísticos expresarse a través de ellos facilitando la integración de los sentidos posibilitando un cambio significativo como medio de recuperar o mejorar la salud mental y bienestar emocional y social.

Posteriormente en horas de la tarde se realizo una tarde pedagógica y cultural teniendo en cuenta los canales que usan las mujeres de la Capilla de la Memoria para trasmitir sus memorias, elementos propios de la cultura afro, de las tradiciones y las costumbres, estos comprenden: los cantos, los alabaos, la poesía, la música, el teatro, los versos, la pintura, necesarios para reparar simbólicamente.

Entre las organizaciones comprometidas con la reconstrucción de la memoria y que se vincularon con su participación a esta conmemoración con diferentes expresiones artisticas: Corporación Centro de pastoral Afrocolombiana (Cepac), Arambee, la Recoprin, Comité Infantil de Comunicación, artistas de genero urbano, Semillero de Teatro, Escuela de Comunicación Popular- UBUNTU.

Corporación Centro de Pastoral Afrocolombiana (Cepac) – Arambee, realizaron una representación sobre los ritos fúnebres en el pacifico, la importancia que tienen para los pueblos afros como una manera de reconstruir la cultura y como reparación integral de las victimas.

 

Semillero de teatro por la vida, con su obra el traste y el pescador recrearon la desaparición de dos personas  y la tristeza, lucha y resistencia de sus familiares victimas  que hacen parte activa de la Capilla de la Memoria y que buscan verdad, justicia y reparación.

Por medio de esta conmemoración celebramos la vida, alimentamos nuestra fe y fortalecemos la opción por la vida digna, basada en la justicia, como requisito fundamental para vivir en paz.

Continuaremos impulsando este camino de recuperación de la memoria histórica como un acto de cercanía con la comunidad que ha sufrido la violencia en sus diferentes expresiones y acompañándolas a superar los hechos tristes del pasado, pero sobre todo, para construir un futuro diferente, un futuro de paz.

“Debemos transformar el dolor en esperanza y la muerte en vida”