Replicadores de derechos en zona rural

Fundescodes, inicia viaje a la zona rural de los ríos Mallorquín y Raposo; los dinamizadores se preparan para un extenuante recorrido por los esteros del pacifico sur y en espera de encontrarnos con un mar apaciguado que nos permita llegar hasta nuestros destinos. Como siempre, casi dos horas en lacha hasta nuestro primer desembarque en el río Mallorquín en las comunidades de Comba y Secadero  donde éramos esperados con gran alegría y entusiasmo.

El equipo de Dinamizadores de Fundescodes se sus divide para darle inicio a las actividades, no hay tiempo ni para sentarnos a comer; pues los Niños, Niñas y Jóvenes del grupo ecológico en la comunidad de Papayal nos esperan; así que parte del equipo llegan hasta la zona donde los participantes ya están listos y preparados para dar inicio a la continuidad de la obra teatral que se está montando  en relación a la vulneración de los derechos del niño; para que los adultos tomen conciencia. Los participantes hacen uso de las herramientas metodológicas desarrolladas en cada uno de los talleres de DDHH, recibidos a lo largo del proyecto y lo relacionan con su entorno rural para darle un aire más personal a la obra teatral; mostrando con esta acción lo aprendido hasta el momento.

A medida que el ensayo transcurre se van realizando preguntas sobre los derechos y como estos pueden ser aplicados dentro de su comunidad;  Se asignan algunas tareas para la próxima reunión del grupo y de igual manera los participantes se comprometen a realizar ensayos permanentes para darle mayor consistencia a la obra; los Niños, Niñas, Adolescentes y Jóvenes (NNAJ), del grupo realizan propuesta escrita para realizar salida y presentar su obra en la ciudad, se da por terminada la sesión puesto que nos esperan en la comunidad de Comba y Secadero y se recoge la encuesta dejada para ser realizada a manera individual, de la cual aremos una selección aleatoria para presentar la siguiente muestra a nuestros lectores.