FIESTAS PATRONALES DE BUENAVENTURA 476

El pasado 14 de Julio del 2016, fue el cumpleaños número 476 del Bello Puerto del mar mi Buenaventura, “vuelve el festival” fue el lema utilizado por la alcaldía y organizadores del evento para prender una fiesta esperada por toda la población; a pesar de los pronósticos climáticos, el aguacero no fue impedimento para que Niños, Niñas, Adolescentes, Jóvenes y Adultos  disfrutaran de todas y cada una de las actividades programadas en los diferentes barrios y centro de la ciudad.

Para algunos críticos, al festival le falto más descentralización, para otros el festival se sobro, para la comunidad en general fue la oportunidad de recrearse y divertirse ya que en administraciones pasadas no había recursos económicos para dichas festividades. Para nosotros, es tan solo un sofisma de distracción para calmar las quejas y demandas de una ciudad que se hunde por tantos problemas y desigualdades sociales.

Hoy celebramos nuestro XXIX, Festival Folclórico y Señorita Litoral,  en medio de una ciudad que necesita del aguacero para poder recoger un poquito de agua para satisfacer las necesidades del hogar, porque Hidropacifico la empresa encargada de suministrar el vital líquido para la vida humana; solo recauda los cobros por el servicio pero no responde por el incumplimiento de este a la comunidad.

Una ciudad que no cuenta con un Hospital y la única clínica que existe no cumple con la demanda de enfermos y heridos que se presentan a diario y como si fuera poco, sus médicos amenazan con irse a cese de actividades porque hace dos meses no les pagan sus salarios.

Una ciudad que no cuenta con guardas de tránsito para regular la movilidad y evitar los posible accidentes a los que nos veremos expuesto con el aumento de conductores ebrios que dejaran las festividades, sin contar los irresponsables al volante jóvenes y adultos que andan sin papeles, sin luces, ni medidas de seguridad en las desordenas e improvisadas caravanas.

2-festival-folclorico-del-pacifico-fuente-zonapacifica-net1-800x0

Una ciudad que no cuenta con la suficiente fuerza pública para controlar los desórdenes que se forman en las diferentes verbenas descentralizadas en los barrios de la ciudad, donde pisar a alguien en medio de tanta multitud, es motivo de recibir una agresión física gracias a los altos niveles de alcohol que se ingiere en dichas fiestas.

Un sofisma de distracción para hacerle olvidar a la comunidad que a pesar de ser el puerto más importante en el pacifico colombiano, seguimos siendo la ciudad con el más alto índice de desempleo en el valle según cifras oficiales del DANE. Obligando al 75% de la población a vivir del rebusque diario para poder sobrevivir y tener que llevarle algo de sustento a sus familias.

Una ciudad donde las autoridades muestran con gran satisfacción la reducción de muertes violentas en el Distrito, pero las desapariciones de personas de todas las edades Hombres y Mujeres,  va en aumento de forma alarmante.

Una ciudad afectada fuertemente por el paro camionero, ya que la canasta familiar ha subido el doble y hasta el triple de su valor normal porque los productos no se consiguen y los aprovechados suben los precios como les da la gana sin nadie que los controles. Surge entonces una pregunta, Quien regulará estos precios una vez se normalice la situación de los camioneros o transportadores de carga por carretera?

Con tantos problemas de violencia y pobreza, que aumentan las desigualdades sociales no hay motivos para estar de fiesta. Ya es hora de que la comunidad de Buenaventura deje de caer en estos sofismas de distracción y se levante contra los opresores para exigir la garantía de sus derechos constitucionales; logrando  asegurar la satisfacción de todas las necesidades que se presentan en el territorio y en el Distrito.

Y que quede claro que No estamos en contra de la celebración de las fiestas patronales de la ciudad; de hecho también disfrutamos de algunas de las actividades programadas para el deleite de todos. Solo que no olvidamos que Buenaventura es una ciudad que le ha dado mucho a este país  y solo ha recibido desidia estatal, por lo que hoy levantamos nuestra voz de protesta diciendo: Queremos un Festival Folclórico para el Pueblo cargado de soluciones a los problemas y desigualdades sociales que vivimos los Bonaverenses.  Así “Que viva el Festival”

 

Autor: Jhon Wilmer Orozco Valencia

Fotografía bajada de Internet.