Las víctimas en Colombia van en aumento

Según las cifras, de la Unidad de Reparación a las Victimas, en su última actualización correspondiente al 01 de Noviembre del 2014, muestran que, en Colombia de las 7.028.776 personas reportadas como víctimas del conflicto armado interno, 7.722 son niños, niñas y adolescentes-jóvenes (NNA-J).  No obstante, estos solo son los casos de reportes oficiales registrados en la dinámica del Conflicto, teniendo en cuenta que se evidencian ausencias de personas, incluidos NNA-J donde no se tiene hallazgo alguno en el marco del registro de los afectados, pues, no se declara y mucho menos se denuncia; ello implica, por un lado, un obstáculo en la construcción de cifras reales sobre las víctimas, y por el otro, constituye una deuda sobre las responsabilidades estatales y los gobiernos de turno de los alcances en los puntos de referencia en virtud del conflicto.

20150409_134304 - copia

La gran mayoría de los NNA-J que son víctimas del conflicto viven en condiciones de precariedad y pobreza, cuyas características de mayor incidencia son las necesidades básicas insatisfechas: educación, salud, saneamiento básico, infraestructura, servicios públicos, entre otros, solo por mencionar algunos.

20150409_134513

En ese sentido, es fundamental que el marco normativo internacional tome fuerza para la dinámica del conflicto, donde el art. 44 de la Convención de los Derechos del Niño y el art. 8 del Protocolo facultativo sobre la sobre la participación de los niños en los conflictos armados hacen parte de aquellos instrumentos que giran en torno a la protección integral de los derechos de los NNA-J con una incidencia trascendental para mitigar las formas de violencia en un país como Colombia ha sido afectado históricamente, y más aún, en su máxima expresión a los NNA-J.