JÓVENES TRANSFORMANDO VIDAS A TRAVÉS DEL TEATRO

El colectivo juvenil semillero de teatro por la vida, nace como una iniciativa que tiene como fin la reconstrucción de la memoria histórica en Buenaventura. Este colectivo ah venido trabajando desde la memoria (factor importante en un actor, pues es de ahí donde surgen sus más grandes hazañas, no solo la memoria debe ser fundamental para un actor, si no también para todos los seres humanos, porque cuando persiste la  memoria, se mantienen los recuerdos vivos);de  esta surgen sus puestas en escena, sus grandes conflictos, sus mas grandes creaciones, es por ello que al representar una obra, un acto poético, entre otros, el espectador  siente y comprende aquello que esta observando, se ve reflejada en la mirada del espectador esa sublime conexión con el actor y se palpa la atmósfera creada en ese ir y venir de palabras, miradas y acciones.

Los jóvenes pertenecientes a este colectivo juvenil son moradores de diferentes comunas de la ciudad, cada uno tiene una perspectiva diferente de la vida, de su territorio y lo que ocurre dentro de la misma, esto es lo que logra que las creaciones o montajes tengan esa verdad y logre irrumpir en el espectador. Estos jóvenes le apuestan a la paz, a la trasformación desde su arte, llenos de valor se paran sobre unas tablas y con un pequeño foco de luz inician a contar una realidad, esto es lo que hace el teatro como si fuera magia te brinda la capacidad de reflexionar de manera critica sobre la realidad que nos rodea, sobre todo a analizar la violencia intrínseca en la cotidianidad, generando esperanza para el cambio social.

En este sentido, el teatro tiene un rol fundamental a la hora de poner en marcha procesos comunitarios o barriales orientados al cambio. El teatro es un espejo de nuestra sociedad y ensayar la realidad nos proporciona nuevos recursos nos da la forma de hacer cosas de una modo distinto  o vernos desde afuera, el teatro nos enseña a domesticar las emociones, los impulsos, los miedos, el teatro crea espacio de libertad, donde podemos liberar nuestras energías tanto negativas como positivas, nuestro  imaginar y crear, el teatro nos ofrece instrumentos y estrategias para analizar nuestros conflictos  y encontrar nuestras propias soluciones.

«PORQUE EL TEATRO ES PARA RECONSTRUIR  A  AQUELLOS QUE ESTÁN ROTOS»